domingo, 1 de febrero de 2009

Aron Moss - ¿Seran Judíos mis Nietos?


Aron Moss - El rabino Aron Moss enseña Kabala, Talmud y Judaísmo en general en Sydney, Australia.

* Pregunta:

Temo por el futuro del pueblo judío. Cuando veo mi familia y hacia donde se dirige, no es muy prometedor. Mi abuelo era rabino, pero yo no estoy seguro que mis nietos sean siquiera judíos. ¿Cuál es el secreto para mantener vivo el judaísmo?

* Respuesta:

Hasta ahora no he encontrado un judío que no proclame orgullosamente "Mi abuelo fue rabino". Parece que tres generaciones atrás todos eran rabinos.

Lo que realmente quieren decir es que su abuelo era un judío observante. Probablemente tenía barba, oraba todos los días, y sabía Torá. Puede haber sido zapatero, comerciante o panadero, pero era un judío comprometido.

Cualquiera que se identifique como judío hoy sólo necesita retroceder tres o cuatro generaciones para hallar judíos observantes en su familia. Y desde ahí una cadena ininterrumpida de vida judía que se remonta a más de tres mil años.

"No es que todos hayan sido siempre observantes. Hay abundantes judíos no observantes. Pero no conocemos a sus nietos. Se han perdido para la comunidad judía."


El judaísmo sin observancia judía no puede durar más de un par de generaciones. A menos que decidan volver a vivir judaicamente, los hijos del judío no observante dejarán de ser judíos y se asimilarán. Una familia de judíos no observantes perderá uno u otro — o el judaísmo o la no observancia. No se puede tener a ambos.


- No es un fenómeno nuevo.

A lo largo de la historia judía ha habido individuos y grupos que trataron de mantener una identidad judía sin la práctica judía. Nunca funcionó.

Un vago sentimiento étnico judío, despojado de cualquier propósito espiritual y sin un mensaje compeledor que es relevante para la vida, no puede durar mucho. Sólo el judaísmo orgulloso y auténtico, que ofrece relevancia y significado, dirección e inspiración, pasará la prueba del tiempo.

En la época de la historia de Janucá, un pequeño grupo de fieles judíos se levantaron contra la vasta mayoría de judíos que apoyaron el helenismo, la forma griega de vida. Celebramos Janucá hoy porque descendemos de esos pocos fieles.

La solución para la continuidad judía no es un secreto, es obvia. El judaísmo viviente produce judíos vivientes. Haga por sus nietos lo que su abuelo hizo por usted —sea un ejemplo viviente de lo que significa vivir una vida judía vibrante.

Ellos no necesitan que su abuelo sea rabino, sino que necesitan que sea un judío orgulloso y practicante.