domingo, 22 de febrero de 2009

El Congreso Judío Mundial destacó “el liderazgo” de Argentina en Latinoamérica para combatir a los negadores del Holocausto.


* Itongadol/AJN (NuevaYork) - En una entrevista exclusiva con la Agencia Judía de Noticias (AJN), el secretario general del Congreso Judío Mundial, Michael Schneider, valoró la decisión de Argentina de expulsar al obispo Richard Williamson del país. Destacó que la administración de Cristina Kirchner "mostró una moral fuerte” y recomendó a “otros países que harían muy bien en seguir el espíritu en que Argentina llevó a cabo su decisión".

Además, Schneider señaló que no cree que "el antisemitismo desaparezca nunca, pero el mundo judío debe mantenerse alerta y pelear" frente a esta problemática. Además, alertó que "los iraníes están tratando de radicalizar a jóvenes musulmanes en todo Latinoamérica".

El Congreso Judío Mundial (WJC, por sus siglas en inglés) destacó que "el gobierno argentino mostró, otra vez, su liderazgo en Latinoamérica para combatir a los negadores de la Shoa (Holocausto)", luego de la decisión de expulsar al obispo Richard Williamson por haber negado la exterminio nazi.

"Lo apreciamos mucho porque es un ejemplo para todo el continente de Latinoamérica. El gobierno argentino mostró una moral fuerte y otros países harían muy bien en seguir el espíritu en que Argentina llevó a cabo su decisión", afirmó el secretario del Congreso Michael Schneider, en una entrevista exclusiva con la Agencia Judía de Noticias (AJN).

El secretario general de la organización señaló que aunque no en todos los países es ilegal negar la Shoá, "el mundo judío aprecia la decisión del gobierno argentino".

Consultado acerca de la ola de antisemitismo en el mundo, Schneider explicó que se trata de "una enfermedad" ante la cual "el mundo judío debe mantenerse alerta".

"No creo que el antisemitismo desaparezca nunca, pero el mundo judío debe mantenerse alerta y pelear contra antisemitismo y tomar acciones en las Cortes para llevar a la justicia a los casos más extremos de antisemitismo y procesar a todo aquel que niegue la Shoá en todos los países en los que es un crimen. Esa es la obligación de todo judío", sostuvo el secretario general del Congreso Judío Mundial.

Respecto de la situación de la comunidad judía de Venezuela, Schneider expresó su deseo de que el gobierno venezolano actúe tal como su canciller, Nicolás Maduro, le expresó en la última reunión que mantuvieron en Caracas, tras la profanación de la sinagoga de Caracas.

"Esperamos que el gobierno de Venezuela continúe estableciendo la comunicación con la comunidad judía y continúe dando a la comunidad judía los derechos que tiene como ciudadanos en Venezuela, que es lo que el señor Maduro me dijo cuando me reuní con él", comentó.

El secretario general del WJC advirtió acerca del peligro de Irán en América Latina y lo señaló como "un factor desestabilizante" en la región.

"Irán es un factor desestabilizante en Latinoamérica. Los iraníes están tratando de radicalizar a jóvenes musulmanes en toda Latinoamérica y esto es un gran peligro porque en la mayoría de los países de esa región, las poblaciones musulmanas viven en paz con las judías y eso fue por muchas décadas", explicó.

Schneider agregó: "Irán trata de cambiar el sentimiento de las generaciones más jóvenes para transformarse en también musulmanes radicales. Es un peligro que los gobiernos tienen la responsabilidad de monitorear y mirar cuidadosamente lo que los radicales iraníes hacen a su población joven".

"El Congreso Judío Mundial tiene muy buena relación con el pueblo musulmán moderado en el mundo, que quiere vivir la misma vida que todos, una buena vida para sus hijos y vivir en paz. Y esperamos que esto no cambie", enfatizó, por último, Schneider.

JR-GB